• Facebook
  • Twitter
  • Rss
Radio Progreso
¿Y ahora?
Para anarella Acariñar el mundo talvez No sé si para eso aún hay tiempo Los hipócritas celebran la inmolación ajena durmiendo a salvo en camas propias con delirios bélicos ahí donde la lluvia no los lastima porque es buena el agua del cielo fuera de una celda su valentía alcanza para putear choferes en marcha asustar mujeres en la oscuridad…
Yo es que la tierra, la necesito
Doña Melesia tiene más de setenta años, trae un pañuelo amarrado sobre su cabeza, y mira con una muy limpia mirada, habla con el lenguaje directo de quienes hablan para ser escuchadas y ojalá entendidas. Ha sido víctima de las detenciones que en los últimos años en el departamento de La Paz y por el conflicto de la tierra, suman…
Helicópteros contra estudiantes
Al igual que su jefe en el ejecutivo, la rectora ha mostrado tener poca imaginación y ninguna disposición para el diálogo auténtico, cero habilidad en la resolución de los conflictos y las crisis planteadas por las personas que se atreven a nombrarlas, aunque todo el mundo las vivimos en carne propia y optamos por hacer de la queja el deporte…
Yo iba para donde mi abuelita
¡Ay, esta jodida juventud indignada nos tiene a todas patas arriba! Me levanté temprano, me bañé y me iba para donde mi abuelita. ¡¿Cómo fui a parar bajo la preciosa luna juniana enjaulada con unos muchachos en huelga de hambre de un movimiento que hasta ayer no era mi movimiento? Tan nos tienen dando tumbos estas chavas y chavos que…
Y llegaron
Por fin llegaron las lluvias, jodido. ¡Qué bien! Que crezca la milpa, que se mojen las tierras donde se agobian los frijoles, que corran los ríos, que llueva, que llueva. Que florezca otra vez la esperanza que salta cada que encuentra una grieta en el asfalto. Los pronosticadores del tiempo como los analistas de los movimientos sociales, saben mucho y…
¿Y, entonces?
En los mercados de Tegucigalpa y en sus barrios, grupos criminales ya han establecido como debemos las mujeres vestir y arreglarnos el pelo. Desaparecieron las cabelleras rubias y rojas. Hay que quitarse ciertos tipos de pantalones, y confiar en que un día no se les ocurra que usemos sólo faldas largas como mandan algunos pastores, y nos prohíban trabajar, salir…
Página 4 de 6

Suscríbase a nuestro boletín informativo

Opiniones

HomeComunicacionesCoberturas Especiales¡Contra el pillaje en el peaje!Melissa CardozaDe fiesta Top of Page

Aléf | Sección Cultural

Con ojos de Mujer