• Facebook
  • Twitter
  • Rss
Radio Progreso

Boletín Informativo No. 17

Dic 27, 2017

Medios

Boletín Informativo No. 17
No. 17 | Míercoles 27 Diciembre 2017
En crisis post electoral, ciudadanía ha rebasado a la dirigencia política
A un mes de las Elecciones Generales y de haberse consumando la dictadura nacionalista, encabezada por Juan Orlando...
Leer más...
“Tendremos un presupuesto que privilegia compra de armas y militarismo”, Hugo Noé Pino
A pocos días del cierre del 2017 las posibilidades de aprobar un nuevo presupuesto son cada vez menos probables, y es que, si el...
Leer más...
Alcaldía progreseña bajo control liberal por 4 años más
Alexander López, ahijado político de Roberto Micheletti Bain, bajo la bandera liberal, ha gobernado el municipio de El Progreso,...
Leer más...
Yo no olvido a este gobierno - Los Polirrateros del Norte y Prosilapia Ventura
Los Polirrateros del Norte y Prosilapia Ventura nos cantan: "Yo no olvido este gobierno" un regalo musical para sus fans en el cierre del año 2017.
<>
¿Es este diálogo el camino?

En Honduras estamos acostumbrados a lo largo de varias décadas a entrarle a los conflictos con propuestas superficiales, coyunturales, politiqueras y pasajeras. Se abordan los problemas y conflictos, nunca desde su gravedad o desde sus raíces, sino desde la lógica de hacer arreglos negociados entre políticos para dejar pendiente la resolución de los mismos.

Esta manera de tratar los asuntos nos ha llevado a arrastrar conflictos no resueltos, y los mismos se han ido agrandando. Lo que hoy vivimos y sufrimos en Honduras es el resultado de acumulación de conflictos. El asunto del 28 de junio de 2009 no resolvió ninguno de los conflictos que originaron aquella crisis institucional llamada golpe de Estado. Las élites y los dirigentes políticos siguieron actuando como si aquí no había pasado nada.

Hoy hemos llegado a un nivel en que toda la sociedad hondureña somos víctima de esta lógica de no resolver conflictos, sino de acumularlos. Resulta que hemos sido testigos de un proceso electoral viciado, con rasgos irrefutables de ilegalidad y con la percepción de amplios sectores sociales de que aquí hubo un fraude.

Estamos hundidos de un colapso institucional, el gobierno de los Estados Unidos ha hecho caso omiso al mismo, y ha dado una respuesta pragmática. Le interesa seguir apoyando un proyecto ilegítimo e ilegal porque Juan Orlando Hernández le resulta mucho más útil para su política de seguridad, que apoyar procesos de búsqueda de resolución de los conflictos institucionales, sociales y políticos desde sus raíces.

Lo más burdo del asunto actual es que ante la envergadura del colapso hondureño, la persona más cuestionada y parte del problema, nos viene con un diálogo nacional. Un diálogo que es reedición de aquella chapuza de diálogo que convocó en la crisis de las antorchas, y que solo sirvió para que se formara una MACCIH que no acabó de arrancar y para allanar el camino hacia la candidatura de la reelección por la vía de la imposición.

Este diálogo no es ni camino ni es respuesta. Es distractor, y está orientado a blanquear el fraude y allanar el camino para la instauración de la dictadura. Sí creemos en el diálogo, pero en esta ocasión debe ser sobre la base de aceptar que aquí hubo un fraude electoral, que se deben anular las elecciones y se deben convocar nuevos comicios electorales, con nuevas reglas del juego. Este es el camino de un auténtico diálogo. De lo contrario seguiremos arando en el mar de la ingobernabilidad en donde toda la sociedad saldremos perdiendo.

Deja un comentario

Asegúrate de llenar la información requerida marcada con (*). No está permitido el Código HTML. Tu dirección de correo NO será publicada.

HomeComunicacionesCrisis Post Electoral 2017Boletín Informativo No. 15 Top of Page

Aléf | Sección Cultural

Con ojos de Mujer